Blogia
LA POBREZA EN EL MUNDO

LA POBREZA cresera

La pobreza crecerá este año y el próximo, debido al incremento en los precios de los alimentos y por la crisis financiera mundial, informó ayer el secretario técnico del Consejo Nacional de Evaluación (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, durante una reunión de trabajo con los senadores de la Comisión de Desarrollo Social.

El funcionario reconoció además que la desigualdad sigue siendo alta “y no ha mejorado sustancialmente en 14 años, periodo en el que sólo se redujo en dos puntos la concentración del ingreso, entre 10 por ciento de la población más rica del país, quienes pasaron de retener 41.6 por ciento de la riqueza nacional a 39.3 por ciento entre 1992 y 2006”.

De igual forma Hernández Licona detalló que “el 10 por ciento de la población más pobre concentraba, en 1992, el 1.4 por ciento del ingreso y para 2006 pasó a 1.6 por ciento del ingreso total”.

Al presentar el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en México 2008, el secretario ejecutivo del Coneval subrayó que el empleo informal creció al doble del formal, es decir, expuso, de 1992 a 2006 se tuvieron 5 millones 145 mil 45 trabajos formales, y en ese mismo lapso, el informal alcanzó los 10 millones 169 mil 898 empleos”.

Explicó que “la pobreza sigue siendo alta en el país, 42.6 por ciento de pobreza patrimonial en el periodo referido –1992-2006–; 20.7 por ciento de pobreza capacidades y 13.8 por ciento de pobreza alimentaria”, pese a que el gasto social creció en ese lapso, al pasar de 38 por ciento a 60 por ciento en 14 años.

Hernández Licona dijo que en el periodo analizado el salario medio prácticamente no ha tenido cambios, y advirtió a los senadores que 2009 “será más difícil” para los más pobres. “Hay que preocuparnos por 2009, por el problema económico que se nos viene, con los empleos y con la estructura del salario”.

Resaltó además que el crecimiento económico, en buena parte explica la evolución de la pobreza por ingresos, en esos 14 años el crecimiento del producto interno bruto per cápita anual fue de 1.6 por ciento, y la reducción de la pobreza anual en esos años fue de 1.8 por ciento, o sea “casi la misma cifra”, pero, abundó, “por supuesto que hay otros factores que impactan en la economía”.

Expuso que otros datos duros que tienen que ver con el desarrollo social y el mercado laboral es la seguridad social: “si vemos dos tipos de personas sin pensión y sin ser derechohabientes de algún servicio de salud, tenemos una cobertura de seguridad social muy baja a escala nacional.

“Pasamos del 80 por ciento de personas de 65 años y más sin pensión, a 71.5 por ciento en 2006; y jefes de hogar sin derechohabiencia –es decir que no estén inscritos en el IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, y otros– en 1992 eran el 69.3 por ciento, para 2006, la cifra llegó a 71 por ciento.

“Pero –subrayó– si nos vamos al 20 por ciento de la población más pobre, este problema de seguridad social se agrava, ya que los jefes de hogar sin derechohabiencia pasaron de 91.4 por ciento en 1992 a 92.9 por ciento en 2002”.

Al presentar la evaluación de la política social, Hernández Licona insistió: “vale la pena informar el fenómeno que está impactando más desde hace unos meses es el aumento de los precios de alimentos, porque este ha sido constante, ha sido un crecimiento más alto que la inflación, y es probable que este fenómeno y la crisis financiera mundial incrementen la pobreza este año y el que entra, por eso hay que estar atentos de la medición y de las políticas coyunturales sobre la pobreza por ingreso”.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Social, el perredista Graco Ramírez Garrido Abreu reconoció que el problema radica en que existe una vinculación directa entre el modelo económico y la pobreza. Adelantó que la Junta de Coordinación Política convocará a un debate nacional sobre el tema.

401x458

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres